17 de noviembre, 2019
  • facebook
  • twitter
  • instagram
  • Inicio
  • >
  • Tendencias
  • >
  • Marchas y protestas en Líbano obligaron a cancelar un proyecto de ley

Marchas y protestas en Líbano obligaron a cancelar un proyecto de ley

  • 18 de octubre de 2019

El Gobierno intentó impulsar el cobro de llamadas a través de servicios digitales como el mensajero de Facebook, Skype y otras plataformas VoIP.

 

En el marco de un proyecto de austeridad, el gobierno de Líbano impulsó una medida para cobrar a los usuarios una tarifa por las llamadas con servicios VoIP, como WhatsApp y Skype, entre otros.

Según explicó Mohamed Choucair, ministro de Telecomunicaciones en Líbano, los ingresos de los operadores cayeron drásticamente por el uso de apps para mensajes y llamadas. En ese país operan dos empresas que pertenecen al estado, Alpha y Touch, y son la segunda mayor fuente de ingresos para el gobierno, después de la recaudación impositiva.

Gravar las apps

En concreto, procuraban recibir una tasa diaria de 20 centavos de dólar por el uso de esa función en plataformas digitales, lo que se traduce en 6 dólares mensuales. Las estimaciones apuntaron a que, de implementarse este gravamen, la administración libanesa obtendría cerca de 250 millones de dólares al año de parte de 3.5 millones de usuarios.

Las autoridades de aquel país de Medio Oriente encontraron en ese plan una forma para reducir el déficit de cara al presupuesto del año 2020. Líbano tiene una deuda en torno a los 86.000 millones de dólares, lo que representa más del 150% de su PBI.

Protestas y marcha atrás

Al divulgarse la intención de cobrar un impuesto fijo por las llamadas VoIP, manifestantes salieron a las calles a protestar contra los planes del gobierno libanés.

Si bien el proyecto de austeridad había sido anunciado anteriormente, la intención de gravar esa actividad en las apps generó un estallido que se materializó en ciudades, entre ellas la capital Beirut, este jueves 17 de octubre.

Luego de las protestas, el gobierno de Líbano publicó un comunicado informando que derogarán aquella ley, y que en tanto no será implementada. El propio ministro Choucair dio cuenta de la marcha atrás en su cuenta oficial en Twitter.

Anteriormente, países africanos como Zambia y Uganda aplicaron medidas similares.

 

Previa «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *